Cuentos breves de Anthony de Mello

UN MINUTO 

¿Existe eso que llaman “un minuto de sabiduría?
Por supuesto que existe – replico el maestro.
Pero un minuto ¿no es demasiado breve?
No, es cincuenta y nueve segundos demasiado largo.


PRESENCIA 

¿Dónde debo buscar la iluminación?

Aquí – dijo el maestro.

Y… ¿cuándo tendrá lugar?

Está teniendo lugar ahora mismo.

Entonces, ¿por qué no la siento?

Porque no miras.

¿En qué debo fijarme?

En nada. Simplemente mira.

Mirar ¿qué?

Cualquier cosa en la que se posen tus ojos.

¿Y debo mirar de alguna manera especial?

No. Bastara con que mires normalmente.

Pero. ¿Es que no miro siempre normalmente?

No…

¿Pero qué demonios?

Porque para mirar tienes que estar aquí, y normalmente no lo estás.


INTERIORIDAD

El discípulo quería un sabio consejo.

Ve y siéntate en tu celda, y tu celda te enseñará la sabiduría, le dijo el Maestro.

Pero si yo no tengo ninguna celda… si yo no soy un monje.

Naturalmente que tienes una celda. Mira dentro de ti.

 

Espero que estos tres cuentos breves sean igual de significativos para ti que lo están siendo para mí. . 

Vuelve a leerlos con atención y saca una conclusión…

Una vez que lo interiorices y pongas en práctica tu propia conclusión, verás cosas diferentes y sentirás cosas nuevas. 

 

Un abrazo al corazón

ÚNASE A NUESTRO BOLETÍN
Únase a nuestros visitantes que reciben nuestro boletín de noticias .
Odiamos el spam. Su dirección de correo electrónico no será vendida o compartida con ninguna otra persona.

Artículos relacionados

Sin comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

13 − = 10